"La mayoría de los niños oyen lo que dices,
algunos niños incluso hacen lo que dices,
pero todos los niños hacen lo que haces."
(Katleen Casey Theisen)


Los valores de CEDI Navarra marcan nuestra forma de hacer las cosas trabajamos en equipo, no solo con el personal del centro sino con todas aquellas personas y profesionales que forman parte de la vida del niño.

Para nosotras la ​confianza y la cercanía​ son dos pilares fundamentales para desarrollar nuestro trabajo.

Por ello damos mucha importancia a la​ ​comunicación siempre desde la más absoluta transparencia para que todos podamos disponer de la información de cómo el niño se enfrenta a los retos y desafíos en su día a día y así podamos entender muchos de sus comportamientos.

Todo ello nos permite además ​comprometernos a diseñar un modelo de tratamiento responsable, tratando a cada niño como un ser único y especial, diseñando unos objetivos específicos para cada uno de ellos.

Otro de nuestro pilares es la​ innovación, ​ por ello estamos en contínua formación para tener conocimiento de los últimos estudios científicos y así podemos utilizar modelos de enfoque y herramientas actualizadas basadas en la evidencia científica​.

En CEDI no trabajamos habilidades específicas. Nuestra intervención se centra en fortalecer las bases del proceso neurológico del desarrollo, necesarias para que dichas habilidades específicas se puedan desarrollar de manera natural.

Uno de los entornos en los que estas habilidades se tienen que evidenciar es en el colegio. Trabajar conjuntamente con los profesionales del ámbito educativo es fundamental para que el niño pueda desenvolverse mejor en este entorno y los aprendizajes académicos mejoren.

Una parte de las actividades de la vida diaria las realizamos en casa. Ver cuál es el funcionamiento en el hogar nos ayuda a diseñar rutinas y estrategias que faciliten el día a día tanto del niño, como de su familia.

Los niños van a otros entornos (parque, actividades extraescolares, ocio y tiempo libre…), si fuese necesario los valoramos e intervenimos para mejorar su participación.

La familia es uno de los componentes principales para el desarrollo del tratamiento. Cada familia es única, tiene costumbres propias y formas diferentes de hacer las cosas.

Por ello, en CEDI os preguntamos cuáles son vuestras necesidades, qué dificultades observáis en la participación ocupacional de vuestros hijos, cómo son vuestras rutinas y diseñamos conjuntamente la dirección que debe adoptar el tratamiento para alcanzar la consecución de los objetivos establecidos.

Crearemos un equipo de trabajo diferente y único, nosotras con vosotros, con una meta en común, vuestro hijo. Para ello estableceremos reuniones periódicas en las que hablaremos de la evolución del niño, en las que nos podréis transmitir todas vuestras dudas e inquietudes. Buscaremos, todos juntos, estrategias para resolver las situaciones que os encontréis  en las rutinas diarias y así lograremos hacer más fácil el día a día del niño.

Porque vosotros sois los más importantes.